expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

martes, 28 de agosto de 2012

CASTAÑAS PILONGAS

Hace un tiempo mi suegro me trajo una bolsa con unas castañas secas. Al día siguiente se me ocurrió la brillante idea de prepararlas, así que echo agua en una cazuela, la pongo al fuego y cuando están tiernas , o sea un siglo más tarde, me dispongo a catarlas. Tengo que decir que las había probado cuando estaban a medio hacer y no me gustaban nada, pero cuando estaban tiernas y se me ocurre meter una en la boca: PUAFFFFFFFFFFFF QUE ASCOOOO, tenía un sabor a garbanzos crudos (no los he probado , pero huele así) que no os podéis ni imaginar. Me quedó un sabor en la lengua que no se me quitaba con nada, hasta estuve a punto de fregarla con un estropajo. Se me ponen los pelos como escarpias de solo pensarlo. Así que ya sabéis  nunca , nunca se os ocurra prepararlas así. En casa como no se fiaban de mi palabra las fueron probando todos con el mismo veredicto: CULPABLES, la condena impuesta consistía en ir derechitas a la basura. Aquí se generó un problema,  procuro tirar lo menos posible y como en casa está Kira que devora todo lo que pilla, me atreví a concederles un indulto y las guarde en un tarro de cristal. El otro día curioseando por internet, por casualidad  descubrí que se llamaban "Pilongas" jajaja , aunque os pueda parecer extraño no tenía ni idea y solo por tener ese nombre se merecían una segunda oportunidad, y vaya si se la dí.  Busqué información  y así  descubrí el primer error, hay que ponerlas a remojo. Así que me dispuse a prepararlas de nuevo y  me lo agradecieron tanto, que  quedaron tan sumamente deliciosas SNIF  hasta me embarga la emoción, SNIFF. Como tengo que devolverles el favor las tengo guardaditas como oro en paño hasta que delibero que hacer con ellas. Eso sí mientras están bien  camufladas para que mis pirañas no se las coman. 


INGREDIENTES :
Castañas secas aproximadamente he puesto un kilo, crecen un montón.
Azúcar entre  800 y un kilo 
Canela
Vainilla
Una buena copa de vino dulce, moscatel, o algún licor que nos guste.
Unos granos de café.


PREPARACIÓN:
Lo primero que vamos a hacer es poner las castañas a remojo el día antes, vamos como haríamos con cualquier legumbre. 
Cuando ya las tengamos ablandadas les quitaremos las pieles que le hubieran podido quedar con un palillo, se quitan estupendamente. 
Ponemos agua con azúcar, los granos de café,  el palo de canela y la vainilla, en una cacerola como para hacer un almíbar flojo y cuando rompa a hervir añadimos las castañas.
A partir de aquí nos armamos de paciencia y aprovechamos a hacer alguna otra cosa, por ejemplo una bufanda para el invierno jeje. 
Las dejamos a fuego medio- bajo durante aproximadamente 3 horas. 


En este punto ya están casi hechas así que  le añadimos el moscatel y dejamos hasta que estén blanditas. Probamos por si necesitaran más azúcar
Dejamos enfriar y las podemos meter en tarros y rellenarlas con agua de cocción y dejarlas  cocer durante 20 minutos si queremos conservarlas. 


Unas pocas que se me han roto han ido a la batidora de cabeza , les he añadido un poco del agua de cocer y ya   tengo listo un puré para hacer algún postre.
¿Sabéis lo que pasa con las pipas cuando empezáis a comer una ? eso, eso mismo, que no se puede parar. Con estas castañas ocurre exactamente lo mismo , así que avisad@s quedáis, como empecéis no seréis capaces de parar, son altamente adictivas.

21 comentarios:

  1. no se me hubiera ocurrido hacer esta receta ni de coña... yo me acuerdo q de pekeño las cogiamos a bolsas en el campo.
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Y tanto... tienen un aspecto estupendo. Tomo nota porque no se me había ocurrido prepararlas en casa. Besicos.

    ResponderEliminar
  3. Que ricas, al final los has conseguido!! Estas vendrán geniales para los postres de otoño o para comerlas como pipas!!!
    El que la sigue la consigue!!
    Besoss

    ResponderEliminar
  4. Pero armaaaa de cantaro como no se te ocurrio preguntar como hacerlas ...amos no me extraña que no te gustaran nada la primera vez .
    Asi tambien las hacia mi abuela ademas de un caldo que quitaba el sentido no sabes como siento que ni mi madre ni mis tias sepan hacerlo pirque a mi me encantaba .
    Fisfruta las castañicas que este año con todo lo que ha ardido estaran a previo de oro ,nuestros castaños llevaban unos años librandose del fuego pero este les ha tocado asi que si quiero catarlas he de comprarlas y las secas cuando me las regalan no me duran na me las como tal cual como si fuesen pipas me pierden jis...jis.
    Te han quedado de relujoooo yo ahora me voy a un bus que viene a promocionar la ternera Gallega ya te contare pues habia que pedir vez y me han dado para las 7 de la tarde asinque voy a prepararme para marxar.
    Bicos mil potita miaaa.

    ResponderEliminar
  5. Hola
    Me llamo Sandra y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes de cocina, te felicito!. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
    Si estás de acuerdo házmelo saber.
    PD: mi email es: montessandra37@gmail.com
    Sandra.

    ResponderEliminar
  6. Que aprovecha..cuando leo estas cosas, pienso"con todo lo que yo tiro" nunca se me ocurren estas cosas, te admiro!!
    laura

    ResponderEliminar
  7. A mi me encantan las castañas,,,, de todas las maneras,. En potaje con habichuelas están riquísimas. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Y yo que pensaba que no se comían estas castañas!!! Siempre aprendo algo nuevo!!!
    Vaya pinta tan estupenda que tienen.Me recuerdan ya al otoño, que está en puertas...

    ResponderEliminar
  9. Hola Maky.

    No sé cómo sabrán, pero la pinta es estupenda. A mí las castañas me gustan un montón, cocidas o amagostadas, hasta crudas, así estoy segura que éstas me encantaría, con moscatel y canela, deben estar deliciosas. Después de un pequeño desastre has conseguido un gran éxito, ¿cómo presta, verdad? Ahora a disfrutarlas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Pues la verdad que tienen una pinta estupenda...¿Son difíciles de pelar en crudo?. Dentro de poco viene la temporada y seguro que más de uno nos animamos a hacerlas.
    Bss
    La cocina de Mar
    htpp://la-cocina-de-mar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Mira que me gusta mucho mas el verano que el invierno, pero me gustan las castañas con locura.....Estoy de sorteo en mi blog si te gusta el marisco y quieres apuntarte, te dejo el enlace.
    http://cocina-trini.blogspot.com.es/2012/08/si-te-gusta-el-buen-marisco-apuntate-al.html

    ResponderEliminar
  12. Holaaa, jajajajjaa, si es que a veces pasan estas cosas! no sabías en serio que secas se llaman pilongas? aquí en Madrid se venden mucho secas en las tiendas de frutos secos, y están buenísimas. Ahora que, hay algunas que te rompen las muelas jajajja
    Pues mira, al final les buscaste una salida extraordinaria, que receta más buena, tienen que estar de lujo!
    Ayysss, que bien me lo paso contigo!
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  13. Yo no las conozco, solo las castañas normales y las de la envidia.......tienen muy buena pinta.........un bico

    ResponderEliminar
  14. He probado alguna vez la castaña seca,pero pensé que se comía así y punto,que a mí no me gustaba y ya está.Pero claro,viendo esta maravilla,veo que en realidad igual se secan para comerlas como tú las has hecho.Madre mía,qué ricas tienen que estar,qué fotos más bonitas,si es que están diciendo comeme.No me extaña que no puedas parar.
    Buena receta,mejor contada y menudas fotos.Te has lucido.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  15. Muy buena informacion ,gracias por compartirla
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  16. Ya estoy de vuelta¡ Pero que historia¡¡¡ La verdad es que nunca he probado las pilongas así hechas, normalmente las suelo comer asadas casi directamente después de cogerlas del suelo jajaja ( pero de las normales ) pero tomo noto de tu idea, porque se ven una delicatessen guapetona¡¡

    ResponderEliminar
  17. Bueno Maky, primero me voy a comprar la lana para la bufanda y luego ya... cuando llegue el invierno, aprovechamos esta estupenda receta y nos ponemos al día, que con algún guiso de carne para navidad, hasta nos podrían servir, jijijiji, junto con la bufanda ...

    Un besito.

    ResponderEliminar
  18. HOLA MAKY, A MI ME ENCANTAN LAS CASTAÑAS PILONGAS, AUNQUE ALGUNA VEZ CASI ME QUEDO SIN DIENTES JAJAA ES COMO MAS ME GUSTAN A PARTE DE ASADAS CON SAL, AL NATURAL NO ME HACEN GRACIA Y ASÍ EN DULCE NUNCA LAS COMÍ PERO SEGURO QUE ME GUSTAN, ASÍ QUE ME ANIMARÉ,BESOS GUAPA.

    ResponderEliminar
  19. Mi madre tiene antojo de ellas, así que he pensado prepararselas para este finde. Muchas gracias por compartir tu receta.

    ResponderEliminar
  20. Muchísimas gracias, jamás me hubiera imaginado poder hacer castañas que no fueran asadas, yo me las comía crudas, asadas no me gustan demasiado, sin dudarlo las probare, tienen muy buena pinta y me da que mejor sabor.

    ResponderEliminar
  21. A mi sí me gustan las castañas pilongas. Pero cuando están un poco blanditas. He comprado unas pocas el otro día, pero están como piedras... Siguiendo tus consejos, voy a ponerlas a remojo y las coceré y después voy a probar a hacer con ellas y su caldo, un arroz con leche. Una señora de Almagro me contó que allí lo hacían así y que estaba muy bueno. Yo no soy una entusiasta del arroz con leche, con 2 cucharadas ya tengo bastante. Pero antes de tirarlas (¡¡a 15 € el kg!!) probaré a ver qué tal queda. Saludos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias a tod@s los que pasáis por mi cocina y dejáis vuestros comentarios, se que a veces cuesta un poco ya que el tiempo es un bien precioso y no disponemos mucho de el, no siempre puedo contestarlos todos, lo que si os aseguro es que los leo con mucho cariño y que estaré encantada con vuestras opiniones , consejos y críticas . Así que de nuevo un millón de gracias.